Perspectivas futuras del mercado de la madera de coníferas

Perspectivas futuras del mercado de la madera de coníferas

EL PAPEL DE LA MEJORA GENÉTICA EN LA COBERTURA DE LA DEMANDA

En el informe se analizan la conformación actual de la cadena forestal global de madera de coníferas, con especial atención al pino, su potencial de desarrollo, los principales obstáculos para el desarrollo de ese potencial y los principales aspectos que podrían ser mejorados para la superación esos obstáculos, con referencia especial a la utilización de los recursos genéticos.

El informe completo se puede ver en el siguiente enlace.

Tendencias futuras

El mercado de la madera, como cualquier mercado de materiales en economía no intervenidas, viene regulado por el consumo de los productos finales, y estos por el poder adquisitivo del consumidor, que constituye la demanda del material.

Según sea esta demanda, la industria se desarrolla adecuando sus niveles de producción, es decir, la oferta, al precio que estima más conveniente para su desarrollo, buscando alcanzar el equilibrio más ventajoso. Por tanto, existe una significativa relación entre el PIB y el consumo interno de madera. Dicho de otra forma, el consumo de madera en países desarrollados, corresponde en gran medida con el estado del bienestar y la evolución de la economía.

El objetivo de este informe es determinar, a partir de las tendencias futuras del mercado de los productos de madera, y las necesidades que ellas implicarán en la industria forestal, el papel de la mejora genética de coníferas, es necesario hacer las siguientes consideraciones adicionales:

  • Existe un desfase temporal entre la aplicación de la mejora genética, los resultados que esta pueda obtener, la aplicación al mercado de esa planta, la duración del turno de corta y la transformación y la salida en forma de producto forestal. Las mejoras que comiencen hoy alimentarán el mercado no antes de dos décadas. Aun así, en el caso de los pinos de crecimiento rápido donde se puede aplicar una selvicultura intensiva los resultados llegarán mucho antes que en el resto de las masas de coníferas.
  • También existe un desfase entre procesos. Los numerosos eslabones existentes en la selvicultura, el aprovechamiento y las sucesivas transformaciones, hace que no sea sencillo concluir que un efecto en un lado de la cadena de valor tenga una réplica directa en el origen.
  • Existe un potencial efecto de las importaciones que se pueden producir a lo largo de la cadena de valor. Esto obliga a que las soluciones deban permanecer en una horquilla de costes competitivo en relación a potenciales materias/productos que puedan proceder de importación, o incluso aquellos productos no de madera que también se comporten como sustitutivos.
  • A lo largo de las distintas transacciones comerciales en la cadena de valor, sobre todo en el inicio, el efecto de los precios puede condicionar el funcionamiento de toda la cadena. Generar valor aguas abajo solo tendrá implicación en la mejora de la producción y aprovechamiento de la madera en monte sólo si parte de ese valor se transmite en el precio de las distintas compras aguas arriba.

El informe completo se puede ver en el siguiente enlace.

Flujos futuros mundiales de madera

Desde hace dos décadas, todos los analistas apuntan a que el uso de madera aumente considerablemente debido al crecimiento previsto de la población, al desarrollo de nuevos productos y a la penetración de la bioenergía promovida por los gobiernos en respuesta al cambio climático y la escasez de combustibles fósiles.

Se espera que la demanda mundial de madera aumente considerablemente en el futuro cercano (hasta 2030) debido a un alto crecimiento de la población en los países en desarrollo, los estrictos compromisos en el desarrollo de energía renovable y la adopción de estrategias de bioeconomía en las naciones industrializadas.

Un aumento sustancial en la extracción de madera para satisfacer las demandas futuras de productos a base de madera y energía podría ejercer una presión adicional sobre los ecosistemas forestales. Por esta razón, es esencial reducir los niveles de incertidumbre en las estimaciones de los flujos mundiales de madera, ya que representan un pilar importante para la toma de decisiones informada. Todo indica, pues, que la disponibilidad de materia prima se convertirá en el próximo gran desafío.

El informe completo se puede ver en el siguiente enlace.

La madera, el material del futuro

La madera está experimentando un renacimiento en el campo de la arquitectura y el diseño. La madera se considera un material mucho más sostenible para construir que el hormigón y el cemento porque secuestra dióxido de carbono de la atmósfera (una tonelada por metro cúbico de madera). Es indiscutible que los bosques juegan un papel crítico en la absorción de dióxido de carbono (CO2), el principal compuesto químico responsable del efecto invernadero. Sin embargo, el tema de mayor disputa ha sido cómo reducir las emisiones, y bloquear más, con el objetivo de reducir el calentamiento global.

Ningún otro material de construcción importante puede renovarse de manera sostenible, producirse con un impacto ambiental tan bajo, ni tener un tan amplio abanico de posibilidades al final de la vida útil (reutilización, reciclaje o recuperación de energía).

El informe completo se puede ver en el siguiente enlace.

Sanidad y Daños

En lo que concierne al tema de las patologías forestales, la globalización, y el incremento extraordinario del comercio de madera y material forestal para reproducción asociado, ha provocado un aumento considerablemente en la tasa de aparición de nuevas enfermedades. Las situaciones de estrés a las que, por alteraciones en las condiciones climatológicas, se ve sometida la vegetación, también generan estados masivos de decaimiento y mayor progresión de plagas y enfermedades.

El informe completo se puede ver en el siguiente enlace.

Oportunidades en la construcción

El sector de la construcción, tiene grandes posibilidades de desarrollo, no solo por las demandas del mercado sino por los esfuerzos facilitadores que los distintos gobiernos de los países más relevantes están aplicando. En una transición hacia la bioeconomía otros subsectores como los basados en la producción de nuevos materiales plásticos o textiles a partir de fibra de madera, tendrán una muy favorable evolución futura. No obstante, las necesidades financieras y de investigación de este tipo de trasformaciones son netamente mayores.

Los ámbitos de uso de elementos de madera sólida son muchos y diversos. Pueden emplearse tanto como elementos estructurales, como para muros sin carga y techos, y se pueden combinar con otros materiales de construcción. Han demostrado su aplicación en la construcción de viviendas unifamiliares, edificios residenciales de varias plantas, edificios públicos, edificios administrativos, edificios industriales y comerciales, obras de modificación estructural, construcción de puentes y para agregar pisos adicionales a edificios existentes, o como cerramiento ofrece numerosas características positivas, para arquitectos, empresarios, y constructores.

El informe completo se puede ver en el siguiente enlace.

El papel de la mejora genética

El sector forestal se encuentra influenciado por un entorno natural y económico que cambia rápidamente. El cambio climático representa un gran desafío para adaptar la base genética de las masas a las futuras condiciones que deberán soportar. El cambio climático también amplificará el riesgo de afección por plagas y enfermedades, y se le pedirá al recurso genético la mayor capacidad posible para tolerar y sobrevivir a estos nuevos escenarios.

La mejora genética implica la selección, métodos de incorporación de ganancia genética y forma de despliegue en el mercado de planta mejorada adecuada para las distintas estaciones forestales y regímenes selvícolas.

A medida que avanzan las tecnologías de procesamiento, la industria cambia sus expectativas con respecto a la calidad y la uniformidad de las propiedades de la madera, y por tanto también lo hace la necesidad de reevaluar las prioridades con respecto a la mejora de la calidad de la madera en los programas de mejora genética. El desafío es responder adecuadamente a un entorno complejo que exige más productividad, mayor calidad y una adaptación más rápida de sus cultivos a los cambios rápidos. Existe una necesidad actual de aumentar la calidad, pero a costes decrecientes; y con una mayor conciencia medioambiental.

Sin embargo, a pesar del potencial de la mejora genética de las propiedades de la madera, su aplicación ha sido más escasa y tardía respecto a las mejoras en los caracteres asociados al crecimiento. Una de las razones para esto ha sido la falta de voluntad del propio sector, en general, para aceptar el sacrificio de ganancias potenciales en el incremento del volumen de madera cuando había pocas señales en los precios asociados a la “calidad” de la misma y los precios futuros siempre se perciben envueltos en una gran incertidumbre. Tampoco ayudó, especialmente, las dificultades y costes de ensayo de algunas propiedades de la madera potencialmente mejorables.

Actualmente, una vez consolidados, en muchos países productores, modelos selvícolas con menores turnos y regímenes intensos de claras o bajas densidades y podas artificiales, la consiguiente disminución general en determinadas propiedades de la madera es una preocupación creciente. Además, los ensayos necesarios, ahora son mucho más baratos, precisos y potentes.

Los desafíos futuros incluyen el logro de mejoras en las propiedades de la madera, la mejora de las tecnologías de propagación vegetativa y la integración de la biología molecular con la mejora clásica.

La mejora genética de las propiedades de la madera, deberá afrontar la transacción entre eliminar las deficiencias de la madera juvenil y mejorar el balance económico al aumentar crecimiento y acortar turno. No obstante, algunos autores consideran que la aplicación de incentivos por fijación de carbono puede compensar las presiones financieras para reducir el turno. Para mejorar las propiedades de la madera, el mejoramiento convencional se basará en la genómica funcional y probablemente se complementará con la ingeniería genética. La ingeniería genética tiene una agenda ambiciosa para mejorar las propiedades de la madera.

Los gestores forestales deben considerar cuidadosamente las implicaciones de los regímenes de selvicultura aplicados, no solo en la cantidad o las dimensiones de madera a obtener, sino de calidad de la madera y el porcentaje de recuperación de tablas de suficiente calidad estructural en el proceso de aserrado. La peor alternativa es la de que a través de una determinada gestión selvícola se puedan perder algunas de las ganancias en calidad de madera que puedan ser ganadas a través de la mejora.

Uno de los factores más relevantes para el futuro de la producción de madera de coníferas será la resistencia a los riesgos fitosanitarios actuales y los que puedan aparecer en el futuro.

El informe completo se puede ver en el siguiente enlace.

Conclusiones

Existe una oportunidad de mercado para las próximas décadas en la producción de madera de coníferas con suficiente calidad tecnológica para ser utilizado en los mercados emergentes, principalmente la construcción.

Para que esta oportunidad pueda ser aprovechada, resultan imprescindibles, desde el punto de vista del recurso, las siguientes acciones coordinadas:

  • Mantenimiento de la superficie de Pinus pinaster (ssp. atlántica) y Pînus radiata, especies responsables de la mayor parte de la producción de coníferas en España, y particularmente de aquella de silvicultores privados.
  • Movilización de madera en masas de pino silvestre.
  • Evitar los procesos de abandono y reversión del mismo donde sea viable.
  • Mejora en el régimen selvícola para la producción, no solo de cantidad de madera, ni solo dedimensión de la misma, como se ha venido haciendo hasta ahora, sino también de calidad tecnológica, con especial atención a aspectos como densidad, baja proporción de madera juvenil, etc.
  • Diferenciación del precio de la madera destinada a usos industriales de alto valor añadido.
  • Impulso a la mejora genética de coníferas e I+D aplicado, coordinando instituciones, centros de investigación y entidades sectoriales.

A pesar del potencial de la mejora genética de las propiedades de la madera, su aplicación hasido más escasa y tardía respecto a las mejoras en los caracteres asociados al crecimiento.Un desafío para la mejora genética relacionada con la producción de madera es responder adecuadamente a un entorno complejo que exige más productividad, mayor calidad y una adaptación más rápida de sus cultivos a los cambios rápidos.A medida que avanzan las tecnologías de procesamiento, la industria cambia sus expectativas con respecto a la calidad y la uniformidad de las propiedades de la madera, y por tanto también lo hace la necesidad de reevaluar las prioridades con respecto a la mejora de la calidad de la madera en los programas de mejora genética.En aquellos países donde, después de sucesivos programas de mejora, el mercado cuenta con materiales genéticos muy productivos, sobre los que se aplican modelos selvícolas a turnos más cortos y bajo regímenes intensos de claras o con bajas densidades y podas artificiales, la consiguiente disminución general demostrada para determinadas as propiedades de la madera es una preocupación creciente.

Los caracteres a seleccionar y mejorar deben ser lo suficientemente «robustos» como para ser valiosos, independientemente de los posibles cambios en las tecnologías de procesamiento y las necesidades del mercado.

Es importante tener en cuenta que las propiedades de la madera directamente relacionadas con su comportamiento y potencial utilización —resistencia, estabilidad dimensional y apariencia— tienen implicaciones económicas reales y conocidas, al contrario que aquellas otras que fundamentalmente significan propiedades físicas, anatómicas y químicas básicas subyacentes.

Visto el análisis llevado a cabo al largo de este informe, uno de los factores más relevantes para el futuro de la producción de madera de coníferas será la resistencia a los riesgos fitosanitarios actuales y los que puedan aparecer en el futuro.

En principio, además de trabajos de selección de resistencias y tolerancias, a los riesgos actuales o probables a corto plazo, debe abordarse la distribución del riesgo mediante una cartera de razas o clones, en la que podamos encontrar soluciones a problemas futuros que ahora nos puedan ser desconocidos.

El informe completo se puede ver en el siguiente enlace.

El informe ha sido elaborado por Juan Picos Martín (Dr. Ingeniero de Montes, Escuela de Ingeniería Forestal de Pontevedra. Universidad de Vigo, Miembro del Team of Specialists on Forest Sector Outlook Committee on Forests and the Forest Industry de Economic Commission for Europe y European Forestry Commission de Naciones Unidas – FA).

El informe es el resultado de refundir las siguientes actividades del proyecto GENMAC:

− Act. 1. R1. Prospección de la demanda actual de madera de calidad de coníferas, v.as para el crecimiento de esta demanda y determinación de las inconsistencias entre la oferta y la demanda. (Clúster da Madeira e o Deseño de Galicia – CMD)

− Act. 1. R1. Inconsistencias entre la oferta y la demanda, y aportaciones de la utilización adecuada de los recursos genéticos para superarlas. (Universidad de Vigo – UVIGO).

No Comments

Post A Comment